jueves, 12 de enero de 2012

Slovak dinner

No es ningún secreto que la cocina me encanta! Me apasiona probar nuevos sabores y descubrir platos desconocidos. Ayer unas amigas de Eslovaquia, a las que he conocido recientemente, me invitaron a su piso para hacer una "Slovak night". Los invitados, todos de distintos países, estuvimos encantados de tener esta oportunidad! Y las anfitrionas dieron totalmente la talla.

Nos contaron que han aprovechado la vuelta a su país por las fiestas navideñas para comprar ingredientes que no pueden encontrar aquí. Y es que quedé muy sorprendida de algunos de ellos. ¿Alguno de vosotros conoce los poppy seeds? Son unas semillas que se obtienen de la Papaver Somniferum (Planta del opio o Adormidera). Estas en la industria farmacéutica se utilizan para elaborar somníferos y hasta para elaborar morfina. Es por eso que en algunos países (EUA) se considera ilegal. Pero también tiene un uso culinario, y en Slovakia y en Polonia se utilizan para platos de carácter dulce (aunque no sean postres).


 Flor de la que se extraen los poppy seeds

Poppy seeds


El plato estrella de la cena fue el Bryndzové Halušky. El Halusky es la especialidad más típica de la cocina eslovaca. Está hecho con harina y patata (como una especie de Gnocchi). Luci y Barbs nos lo sirvieron con un elaborado queso de oveja y bacon frito (sí, una bomba de calorías!). Me sorprendió gratamente y el sabor de su queso de oveja es exquisito.
También prepararon una receta dulce a base de una especie de pan, leche, poppy seeds y azúcar. Y los llamados Palacinky, un tipo de creppes o pancakes rellenos de queso.


Aperitivo eslovaco: queso y un tipo de salchicha (muy parecido a la sobrasada)


Por último, la cena terminó en el sofá con bebidas típicas eslovacas y anécdotas de cada uno de nuestros países. Empezaron con dos tipos de vinos dulces: uno de cereza y otro de miel. Se acabó con un licor típico (de 72º de alcohol) que se mezcla con una infusión (muy curioso).

Después de probar la cocina eslovaca me quedo con que tienen unos quesos fantásticos. La comida es muy calórica, y además comen bastante cantidad. Otro dato curioso es que si viajáis por Bratislava o cualquier parte de Eslovaquia, podréis comer en los restaurantes por unos 3-4€! Me enseñaron fotos de estas navidades y considero que es una ciudad que vale la pena visitar... Espero poder organizar algo pronto!



Espero que lo disfrutéis,


Besos y abrazos!

3 comentarios:

  1. Que maravilla Gina poder disfrutar de una cena con comida tan internacional.Un besito.
    cosicasdulces.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. que curioso y diferente!! a mi tambien me gusta probar sabores nuevos y comidas de otros paises.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchas gracias por comentar! empiezo a seguirte :)

      Eliminar